EL DIRECTIR DEL CEDIP EXPUSO QUE LAS EVALUACIONES CUANTITATIVAS OCASIONAN LA PRESENTACIÓN DE INICIATIVAS SIN TRASCENDENCIA SOCIAL

La evaluación al trabajo de los diputados se debería de hacer con base
al impacto que tiene en la sociedad, es decir, leyes funcionales que
beneficien a sus representados, consideró Juan Carlos Cervantes
Gómez, director del Centro de Estudios de Derecho e Investigación
Parlamentaria (CEDIP) del Congreso de la Unión.

Manifestó que “la mayoría de las veces se evalúa a los diputados de
manera cuantitativa, lo que provoca que los legisladores presenten
iniciativas que se convierten solo en un cúmulo de propuestas, muchas
de ellas sin impacto social ni real en beneficio de la población”.

Consideró que es mucho más importante un trabajo bien hecho y
pensado en beneficio de la sociedad, que mucho trabajo solo para ser
los mejores evaluados, sin base, fundamento ni dirección.

Cervantes Gómez dijo que la mayoría de las veces las iniciativas que
solo buscan cambiar una palabra no pasan dentro de las comisiones, lo
que ocasiona pérdida de recurso humano y tiempo.

El director del CEDIP señaló que quienes deben evaluar a los
legisladores son los ciudadanos, permitiendo fortalecer así el vínculo
entre el Poder Legislativo y la sociedad.

Finalmente, comentó que después de la aprobación de una modificación,
reforma o nueva ley, debería medirse el impacto que esta tiene en la                              sociedad, los efectos positivos y negativos, lo que permitiría crear
mecanismos reales de medición y un vínculo más cercano con la
sociedad.